trucos-para-disfrutar-chirimoya

La chirimoya es una de las frutas más representativas para los latinos por su rico sabor, pero es una fruta de rápida oxidación. A continuación, os ofrecemos algunos consejos para evitar que se oxide y esté tan jugosa y deliciosa como el primer día:
  1. Con la chirimoya podrás preparar deliciosos postres y bebidas como gelatinas, mousse, la famosa chirimoya alegre, un imperdible cóctel de esta aromática fruta, entre otros.
  2. Lo primero es elegir la chirimoya adecuada. Cuando vayas de compras, tócala y revisa que su textura no sea tan firme y que no tenga manchas negras.
  3. Si ya la abriste, para conservarla por más tiempo sin que se oxide y se torne de un color oscuro, échale algunas gotitas de limón sobre la piel.
  4. Si no la utilizarás inmediatamente, te recomendamos la guardes en un contenedor grande forrado con 2 ó 3 capas de papel absorbente de cocina, éste cubrirá la fruta completamente, antes de poner su tapa.
  5. Comprueba diariamente que el papel que las rodea no esté mojado y si lo está, cámbialo inmediatamente.
  6. Nunca guardes en la nevera una fruta que no esté madura, sea la que sea. Para guardarla, deberás dejarla uno o varios días sobre una bandeja hasta que madure.
  7. En el mundo de la cocina existen algunos trucos o claves que te ayudarán a mantenerla en su punto. Por ejemplo, si la chirimoya está muy dura y entera envuélvela en papel periódico o de estrasa y déjala en un lugar templado.
  8. Una vez que la sientas madura, puedes guardarla en tu refrigerador.