Aunque de origen tropical, la chirimoya tiene hoy en día otros centros de producción más importantes que aquellos de donde es originaria. ¿Sabes qué país lidera la producción mundial de chirimoya? ¿En qué otros países se cultiva? Hoy te lo explicamos.

La fruta se cultiva principalmente en los países del Mediterráneo, y es España el que lidera su producción mundial, con una producción de 20.000 toneladas de chirimoya (¡se dice pronto!) a lo largo de 3.600 hectáreas cultivadas. ¡Y eso son datos de 1991! Imagínate hoy en día. La región española donde más se cultiva es en el sur, concretamente en Málaga y Granada.

También en Chile el cultivo de chirimoya es considerable, con un terreno de 1.000 hectáreas aproximadamente tanto para el mercado nacional como el internacional (principalmente EE.UU., Japón y varios países sudamericanos). Otros países como Bolivia, México, Argentina, Ecuador o Perú también producen chirimoya, junto con otros que se han incorporado recientemente como Colombia y Brasil.

Más al norte, en California (EE.UU) hay una producción de 1.000 toneladas de chirimoya al año que sin embargo no son suficientes para abastecer la demanda existente en el país, de ahí su importación del país andino, como hemos comentado.

Fuera de Europa y América, la fruta del chirimoyo se cultiva en África Central y Sudáfrica, Australia, Nueva Zelanda, Indonesia y Tailandia.
Sin embargo, estos cultivos se realizan más para autoconsumo o para el mercado local, sin alcanzar cotas de producción tan altas como en los tres países que mencionábamos antes.

¿Consideras esta información interesante? Para mí, como español que soy, ¡es toda una sorpresa saber que aquí se produce la mayoría de chirimoyas del mundo! Vamos a tener que instaurar otra meca de la chirimoya, ¡pero esta vez en Málaga!