Hay quien confunde la guanábana con la chirimoya, pero son dos frutas que, aunque pertenecen a la familia de las Annonas, son ligeramente diferentes:

Guanábana

Guanábana


Chirimoya

Chirimoya

La guanábana (Annona muricata) es muy delicada, de color verde oscuro cubierta de espinas suaves. Es relativamente grande y de cáscara muy delgada. La pulpa es blanca, cremosa, carnosa, jugosa y ligeramente ácida, mide entre 20 y 30 cm de largo y puede pesar unos 2,5 kg.

La chirimoya (Annona cherimola) es acorazonada y su tamaño es similar al pomelo. La cáscara es delgadísima y frágil; su superficie verde oscura, casi lisa, lleva como una red de sombras que demarca los límites de cada frutilla. El interior de la fruta, de color blanco, posee una textura carnosa, blanda y de sabor dulce, a veces descrita como una mezcla entre la piña, el mango y la fresa.

Así, existen tres diferencias principales entre la chirimoya y la guanábana:

  • La chirimoya es del tamaño de un pomelo mientras que la guanábana es relativamente más grande.
  • La chirimoya tiene su superficie cuasi-lisa mientras que la guanábana está cubierta de espinas suaves.
  • La chirimoya es dulce mientras que la guanábana es ligeramente ácida.

¡Esperamos que no haya más confusión! :)