chirimoya-callahuanca-1Perú produce aproximadamente 20 mil toneladas anuales de chirimoya, principalmente en la región Lima y, más concretamente, en Callahuanca y San Mateo de Otao-Cumbe. Callahuanca, el más notable, yace oculto en la provincia de Huarochirí y su economía destaca por la comercialización de su producto más popular, la chirimoya.

 

Los inicios de la producción de chirimoya en este distrito se remontan a tan solo unos años atrás, cuando los agricultores de la zona producían principalmente manzana delicia pero el precio de ésta cayó en picado tras la llegada de la manzana procedente de Chile. Fue entonces cuando se empezó a producir chirimoya y se mejoró en la técnica, a través de seminarios y cursos para la capacitación de los agricultores en su cultivo.

Países como Indonesia y Alemania solicitan grandes cantidades de Chirimoya, pero ni aún con la producción de Callahuanca y diversos distritos cercanos se puede abastecer tal demanda, por lo que el aumento de la producción y la masificación de los cultivos es uno de los retos del lugar, en tanto en cuanto su clima privilegiado favorece que la chirimoya producida sea de excepcional calidad y sabor. Sin embargo, las condiciones climatológicas son tan favorables que las chirimoyas llegan a alcanzar los 4 y 5 kg. por lo que mediante la tecnificación se debe homogeneizar el tamaño de la producción y adecuarlo a la exportación, según las demandas de los consumidores, que suelen consumir chirimoyas de no más de 350 gr.

chirimoya-callahuanca-2Otro de los retos de los agricultores de la zona es conseguir eliminar intermediarios o cuanto menos que sus cosechas se paguen con un valor más alto y más prontamente, para que se les pueda compensar económicamente y de forma digna por su trabajo y sus costes.

A pesar de estos desafíos en el presente y en el futuro cercano, Callahuanca y sus agricultores seguirán destacando por su dedicación y trabajo para con este buen fruto que nuestros paladares agradecen.

¡Gracias Callahuanca por su chirimoya!