Dos chirimoyas partidas por la mitadLa forma más común de pelar la chirimoya es partiéndolas por la mitad. Luego, con un cuchillo intentaremos sacar su pulpa cortando por la parte interior de la corteza.