La chirimoya es una fruta con un sabor dulce que además es rica en hierro, niacina y calcio, así como en calorías (energía). Esta fruta mide de 8 a 16 cm en diámetro, según su variedad. Puede ser redonda, irregular o con forma de corazón. La piel que cubre esta fruta es fina pero dura y normalmente de color verde o marrón. Cuando quites la piel, te encontrarás con su carne gruesa pero cremosa, alrededor de las semillas. El chirimoyo, el árbol en donde crece esta preciada fruta, puede alcanzar hasta los 6 metros

Las chirimoyas, con su alto valor calórico, azúcares naturales y delicioso sabor, son recomendables tanto como postre como también para un picoteo entre comidas. Se pueden usar en batidos y cremas, o incluso en helados naturales. Son buenas para aquellos con hipertiroidismo o para los que quieren ganar peso.

 

Como ves, ¡se trata de una fruta muy completa! ¿A qué esperas para ir a comprar unas cuantas? En las próximas entradas te enseñaremos más sobre sus propiedades tan saludables y más adelante tendrás decenas de recetas con las que saborearlas.