Quique, mascota chirimoya, en estado de alegría al ver su fruta favorita