Hoy os resumimos un artículo de infojardin.com en el que se recoge todo lo que necesitáis saber sobre la siembra de chirimoya y su cultivo.

Chirimoyo joven

Chirimoyo joven

El chirimoyo es un frutal de origen subtropical, por lo que prefiere unas condiciones climáticas sin grandes oscilaciones. No tolera las heladas, ya que estas producen daños en las hojas y en los frutas. Por tanto, no soporta bien las temperaturas inferiores a 0ºC,, a lo sumo -1 o -2ºC.

Por otro lado, las ramas sufren roturas a causa de los vientos algo fuertes, por lo que deben estar protegidos de ellos. De igual manera, el chirimoyo produce mal en zonas con temperaturas máximas superiores a 30ºC, influyendo negativamente en cómo cuaja la chirimoya y en el crecimiento del chirimoyo, ocasionando quemaduras en hojas y frutas.

En áreas costeras, no es necesario seguir la polinización artificial aunque actualmente ésta se realiza mayoritariamente.

La polinización natural es deficiente debido a que falta polinizador natural, a que no hay solape entre maduración femenina y masculina y a la necesidad de polinizar muchos carpelos para obtener chirimoyas de calidad. Por tanto, se realiza la polinización manual.

Injerto para polinización de chirimoya

Injerto para polinización de chirimoya

Incluso donde la polinización natural es suficiente, la mayoría de chirimoyas obtenidas son deformes. La polinización manual tiene las siguientes ventajas:

  • Garantía de cosecha mínima de chirimoya.
  • Mejor forma y mayor tamaño de la fruta.

Para la polinización manual es fundamental tener en cuenta el ciclo de apertura de las flores, siendo recomendable no polinizar en las horas de más calor.

La flor polinizada el primer día de apertura produce chirimoyas más grandes que cuando se poliniza el segundo día.

Chirimoyos: variedades

Se consideran distintas variedades según la piel de la chirimoya, aunque esta clasificación es de base genética dudosa, ya que dentro de un mismo chirimoyo aparecen variedades diferentes.

El número de variedades está muy restringido en España, destacando Fino de Jete (90%) y Campas, entre otras.

Abonado de la chirimoya

Normalmente se emplean complejos de nitrógeno, fósforo y potasio, con mayor proporción de nitrógeno.

Chirimoyo: poda

Es conveniente la poda de formación. Se emplean formas bastante libres similares al vaso, abriendo el centro a la luz.

Actualmente se están modificando las técnicas de poda, lo que permite mantener el árbol a una altura inferior a 2.5 metros.

Riego de chirimoyas

Requiere riegos regulares. Tradicionalmente se realiza el riego a manta con una frecuencia quincenal y descanso en invierno.

La chirimoya: enfermedades

  • Podredumbre radicular (Armillaria mellea)
  • Podredumbre del cuello (Phytophthora cinnamomi)

La chirimoya: sus plagas

  • Cochinilla (Coccus hesperidum)
  • Mosca de la fruta (Ceratitis capitata)

Recolección de chirimoyas

El momento de la recolección se hace presente por cambios en el color de la fruta, tomando un tono más claro, pero firme con el fin de reducir los problemas de conservación y transporte.

Si la fruta está muy alta la recolección se realiza con una pértiga que lleva en un extremo algo similar a un cesto pequeño abierto en dos mitades y con una cuchilla. Una de las dos mitades es móvil y se acciona con una cuerda, haciendo como si fuera un bocado.

¡Hasta aquí la información sobre siembra y cultivo de la chirimoya! Y tú, ¿ya estás listo para plantar un chirimoyo en tu huerto? ¡Desde la comunidad de la chirimoya creemos que sí!