chirimoya-nutritivaLa chirimoya, gracias a la fibra contenida en su pulpa, regula los niveles de azúcar, siendo una fruta recomendada para personas diabéticas.

Además, ayuda a reducir el colesterol y a controlar la hipertensión y las alteraciones del corazón. Esto se debe a que es rica en potasio y a que tiene poca cantidad de sodio y grasa. Su aporte energético hace que esté recomendada para deportistas, niños, mujeres embarazadas o lactantes y personas mayores.

A la chirimoya también se le confieren efectos tranquilizantes y ansiolíticos al equilibrar el sistema nervioso.

Sus valores nutricionales aportan una variedad de minerales y vitaminas del grupo B. Además, aumenta las defensas al ser rica en vitamina C y mantiene la inmunología de nuestro organismo en niveles óptimos.