Fruta del chirimoyo protegida por plástico

Chirimoya bien protegida ante las injerencias del tiempo

No está de más proteger nuestra cosecha contra las inclemencias del clima. Además, las chirimoyas son frutas de origen tropical que no se llevan bien con el mal tiempo. Por eso, si las cultivamos en casa y estamos en una zona de clima templado, lo mejor es montar un invernadero. Con ello nos garantizamos que crecerán sanas, fuertes, y sobre todo, ¡deliciosas chirimoyas!