Chirimoya sin pepitas conseguida por investigadores del CSIC

Chirimoya sin pepitas

Vía El mundo nos enteramos de una muy buena noticia para todos nosotros: la aparición de chirimoyas sin pepitas a raíz de una mutación natural descubierta por científicos españoles del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) en colaboración con colegas estadounidenses.

Gracias a este descubrimiento, en el futuro podremos encontrar chirimoyas sin pepitas en nlas fruterías y supermercados, toda vez, eso sí, que los científicos consigan cruzar con éxito la chirimoya de la variedad ‘Annona squamosa’, en la que se ha encontrado este gen que determina la presencia o ausencia de pepitas, con nuestra chirimoya de toda la vida, la ‘Annona cherimola’.

Además, esta investigación abre las puertas a la producción de otras muchas frutas sin pepitas, dado que este gen puede estar presente en otras familias frutícolas.

Así que dentro de poco, podremos disfrutar de chirimoyas sin pepitas, ¿qué más le hace falta a la chirimoya para ser la fruta perfecta?