Esta receta es también muy fácil de preparar y es sumamente original. Desde luego, tus invitados podrán decir que es la primera vez que la prueban y quedarán encantados con su sabor. Se trata de una sopa fría a base de frutas como la chirimoya y el melocotón y combinando y equilibrando sabores dulces con ácidos. En definitiva, se trata de una propuesta a la vanguardia de la cocina actual la que te presentamos a continuación.

Ingredientes para 4 personas:

  • 6 mitades de melocotones en almíbar
  • 1 vaso del almíbar de esos melocotones
  • 4 chirimoyas
  • 1 vaso y medio de crema ácida (también se le llama nata ácida o crema agria)
  • 1/2 vaso de zumo de naranja
  • 1/4 vaso de de zumo de limón
  • 1/2 vaso de zumo de piña
  • 1/4 vaso de cerezas
  • 8 ramitas de menta (como decoración)

Preparación:

Cortamos a trocitos los melocotones en almíbar y hacemos lo propio con las chirimoyas (previamente peladas y deshuesadas). Juntamos todo en la batidora, le añadimos la nata ácida y comenzamos a batir. Ahora sólo queda añadir el resto de ingredientes, salvo las ramitas de menta, y batir hasta formar una crema suave y homogénea. Lo pasamos a un bol, lo cubrimos con plástico de cocina o papel albal y lo dejamos enfriar en la nevera durante unas 2 horas.

Antes de servir, sólo queda pasar las raciones que queramos a tazones más pequeños y adornar con 2 ramitas de menta.

 

¡Que la disfrutéis!