No queremos ser extravagantes en nuestras propuestas culinarias, pero es verdad que a la tostada de toda la vida le vendría bien algo de originalidad, al estilo de la bruschetta italiana, ¿o no?

Eso es lo que vamos a hacer hoy, con esta sencillísima receta que bien puede servir como completo desayuno o merienda. ¿Os atrevéis a probarla? ¡Allá vamos!

Tostada de chirimoya caramelizada, ¡qué rico!

Ingredientes para dos personas:

  • 2 rebanadas de pan (o mejor aún, pan hecho en casa a partir de masa fermentada)
  • 1 cucharadita de miel o de sirope de arce (este que se ha hecho últimamente tan popular para hacer dieta y depurar nuestro organismo…)
  • 80 gramos de ricota* baja en grasas
  • 1/2 vaso de pulpa de chirimoya
  • “Azúcar-canela”, sigue leyendo para ver en qué consiste

Preparación:

Para el “azúcar-canela”: mezclamos una buena cucharada de azúcar con media de canela. Seguidamente:

  1. Precalentamos la plancha de cocina, grill u horno (lo que tengamos). Tostamos el pan ligeramente por ambos lados.
  2. En un bol pequeño, mezclamos la ricota o requesón junto con el sirope de arce (o miel si no disponemos de dicho sirope) y la pulpa de chirimoya. Depositamos esta mezcla sobre las tostadas.
  3. Espolvoreamos ligeramente con nuestra azúcar-canela.
  4. Bajamos el grill a temperatura media y dejamos las tostadas hasta que el azúcar se empiece a caramelizar y el pan se tueste a nuestro gusto.

¿Qué os parece esta receta? Deliciosa, ¿no?

 

*Ricota: También conocida como requesón o cuajada, según el país en el que nos encontremos.